Cómo ofrecer una propiedad que ayude al ahorro de energía y del gas natural

Hablar de la gestión de propiedades inmobiliarias que tienen un rendimiento eficiente al referirse a la inversión de energía es uno de los temas que a más y más compañías comienzan a introducir en sus fundamentos o formas de trabajo.

Hoy en día, cubre una cartera global de 8,8 millones de metros cuadrados de edificaciones. Existen grupos donde se detallan todos los requisitos necesarios para la adquisición, desarrollo, reforma y gestión que se relacionan con las propiedades inmobiliarias, con el fin de ofrecer una que sea amigable con el ambiente y haga uso eficiente de los recursos naturales como el agua y el gas natural.

Alguno de los criterios que influyen en la selección de emplazamientos, diseño arquitectónico, elección de los materiales y gestión de espacios podría ser el programa de eficiencia energética de las propiedades inmobiliarias. En Europa se presentan como parte de la estrategia aplicada por el Green CREM, desarrollada por ABB en Alemania. Esté sistema es una herramienta analitica que ayuda en la evaluación de datos sobre emisiones y consumo de los servicios en todos los emplazamientos, ayudando a identificar las posibilidades de mejora y proporcionando un método normalizado para evaluar la implantación.

Su aplicación inicial fue en Europa y luego tuvo una implantación mundial, con lo que se espera mejorar la eficiencia energética en más propiedades inmobiliarias, haciendo todo el proceso de contratación de electricidad, gas y demás servicios más simple para los inquilinos y propietarios.

Es un programa ideal para todas esas empresas que buscan optimizar los activos inmobiliarios, organizaciones con diferentes locaciones que están generando gastos innecesarios y fondos de inversiones privadas que buscan un mejor rendimiento en las adquisiciones, además puede servir como una buena inversión y gerencia para quienes tienen portafolios inmobiliarios.

Es un servicio fundamental tanto para las empresas que quieran maximizar el uso de los espacios con los costos de operación reducidos, así como para inversores que quieran maximizar las rentas y generar una conformación mayor de inmuebles. Las grandes compañías pueden ver una mejora inmediata, optimizando los espacios para hacerlos eficientes y reduciendo hasta un 35% de la ocupación, lo que se traduce en una baja de costos de mantenimiento y próximas mejoras. Una buena estrategia sería alinear la parte comercial con las nuevas necesidades de los activos inmobiliarios.

Hoy son más los usuarios que están determinados a adquirir una propiedad eficiente, por lo que este sector está impulsando cada vez más las construcciones que incorporen estas características mediante nuevos materiales, iluminación y certificaciones que garanticen un menor consumo de energía, lo que se logra implementando ventanas aislantes, paneles solares, iluminación de bajo consumo, son muestra de algunos de los aspectos que está cambiando la industria de la construcción haciéndola más eficiente.

Estas construcciones son unas de las grandes apuestas que incluye la eficiencia energética y se está haciendo más popular a lo largo del mundo, llegando hasta el sector de las viviendas sociales. La eficiencia energética se perfila como un elemento clave para asegurar el crecimiento de muchos países, desde el sector residencial hasta el comercial y público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *