Lo que debes tener en cuenta antes de alquilar

Cuando decides irte a  vivir solo es momento de entrar en la gran lotería del alquiler. En ambas partes se busca un compromiso, el inquilino busca un buen lugar donde vivir tranquilo, sin problemas ni complicaciones, por su parte el dueño, tiene el anhelo de encontrar un buen inquilino, que cuide el inmueble, que pague su mensualidades a tiempo y que cumplas con las normas del buen vivir. Así mismo, a la hora de buscar una casa, se requiere que esta no aumente de manera exagerada anualmente, que el dueño no moleste en lo absoluto y que el contrato respete a ambas partes por igual.

En la actualidad los avales bancarios no son necesarios, la formalización se hace a través de los seguros de alquiler. De está forma los propietarios se cubren sus espaldas ante los posibles impagos del alquiler, uno muy bueno es de seguros Allianz.

Los seguros de impagos de alquiler, han servido para darle dinamismo al mercado y permitir que muchas personas puedan conseguir donde vivir, siempre y cuando tengan la capacidad económica para consignar una gran cantidad de dinero.

Te estarás preguntando ¿Qué cubre?. En primera instancia es filtro para elegir el inquilino perfecto. Antes de la formalización del contrato, se hace un estudio de la viabilidad del contrato, esto con el fin de saber si podrá mantenerse solvente en el tiempo.

Cuando ya se haya confirmando el arrendamiento, es habitual que el seguro cubra las deudas de 12 mensualidades como máximo. En algunos casos, habrá un adelanto de los impago, pero eso ya es dependiendo de la aseguradora.

La mayoría de estos seguros ofrece defensa jurídica para el propietario. Esto con el fin de defenderlo en el supuesto que ocurra algún problema jurídico con el inquilino. Este seguro cubre los daños al hogar durante la estadía del inquilino.

Otro punto importante que se debe tomar en cuenta, es la redacción del contrato de arrendamiento, dicho documento debes leerlo con mucho detenimiento y corroborar que esté apegado a la leyes y estatutos vigentes para el momento. El contrato debe ser redactado por un abogado de bienes raíces.

A continuación abordaremos las preguntas más frecuentes al momento de alquilar.

Existen tres aspectos importantes, estos son: El precio por año, el pago de los servicios y en que denominación o moneda se debe pagar. Comenzado por el precio, este debe ser estipulado mediante un acuerdo entre las partes. Es de vital importancia que se defina el monto del contrato y que quede lo más claro posible.

Otra fuente de negociación debe ser el pago de los servicios. Tanto el dueño como el inquilino deben estar 100% de acuerdo en las decisiones que se tomen en este renglón y dicho acuerdo debe quedar plasmado en el contrato, recuerda que las palabras se van junto con el viento. Si no hay un acuerdo, el que alquila la casa será el encargado de solventar todos los servicios públicos mensualmente.

Por otra parte en el caso que el pago del inmueble se solicite en moneda extranjera, y el inquilino en algún caso no puede pagarlo, de igual forma puede hacerlo en la moneda local siempre y cuando sea del mismo equivalente al precio de la moneda en el país donde resida.

Tome en cuenta cada uno de estos consejos, los cuales te servirán de igual forma, ya seas quien alquile o el inquilino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *